Los sobrevivientes del chasquido.

Thanos, uno de los titanes villanos del UCM, logra con un chasquido de dedos su meta de eliminar la mitad de la vida del universo.

1 0
Read Time:3 Minute, 18 Second

En la realidad, el nuevo Covid que inició a finales de diciembre de 2019 en Wuhan no ha parado de desaparecer personas.

Thanos, uno de los titanes villanos del UCM, logra con un chasquido de dedos su meta de eliminar la mitad de la vida del universo. En la tierra se siente este vacío, las grandes urbes a medio poblar se recuperan de los daños físicos y morales que provocó el suceso ficticio que es muy parecido al “arrebato” promulgado por la biblia.

En la película los héroes logran que la gente desaparecida regrese siete años después. En la realidad, el nuevo Covid que inició a finales de diciembre de 2019 en Wuhan no ha parado de desaparecer personas. La OMS reportaba que el virus para el día 7 de julio de 2021 en el mundo había cobrado la vida de más de 4 millones de personas.

En todas las grandes ciudades del mundo se vio el efecto de la pandemia. El temor se regó muy lento a comparación de las imágenes de internet que mostraban como gente moría en las calles. Los hospitales llegaron al limite de sus recursos para atender las urgencias. Los gobiernos decretaron cuarentenas totales y la gente tenía que alejarse de las otras personas con la intención de frenar el contagio.

La realidad supera la fantasía y el mundo se detuvo. Los lugares turísticos desocupados, las aerolíneas quietas y los hoteles despidiendo empleados. La industria de la medicina se ve corta para cumplir con la demanda de antigripales y antibacteriales. Los tapabocas aumentan de precio y la poca gente que puede salir tiene que utilizar ropa antifluido. Para continuar con la educación y con los trabajos se aprovecharon los inventos recién estrenados sobre internet. Las autoridades recomendaban los domicilios y se fortalecieron las páginas de compras virtuales.
En el momento de escribir este artículo hay países que están regresando a la normalidad, el primero que lo hizo fue China. En Israel ya no usan el tapabocas en la calle y en Colombia acaban de dar apertura total para los negocios y para las escuelas. Hay temores, claro, en medio de tanto insensato que duda de la realidad de la pandemia. Se sigue recomendando el aislamiento, el distanciamiento y el autocuidado.

Han pasado dos años desde que este evento distópico se desató y aún siguen muriendo personas en los hospitales y en sus casas, a pesar de que ya existe una vacuna. Muchas personas aseguran que las muertes continuarán hasta que llegue a ser un evento mínimo.

En las noticias no hablarán tan seguido del tema, a estas alturas ya tenemos temas primordiales en América latina. Continuará la protesta social como la que vimos en las ciudades colombinas y veremos más de la que está iniciando en Cuba.

El internet tomo un fuerte auge para eventos de negocios y la vida familiar. Las plataformas de streaming son más populares que nunca y el paso que dio Netflix es seguido por las grandes productoras de entretenimiento.

La naturaleza descanso apenas un año y algunas personas aseguran que eso fue suficiente para que se recuperara la vida de algunos lugares.

En Estados Unidos las empresas que habían despedido personal comenzaron a reclutar a sus antiguos colaboradores y a solicitar nueva mano de obra.

Gracias a los esfuerzos de los gobiernos y a las experiencias adquiridas por la ciencia se ha podido controlar de una manera decente un evento que pudo ser peor. Aun así, el impacto en la sociedad es abrumador pues son muchas las familias golpeadas por la fatalidad. Las victimas no solo fueron los que no sobrevivieron a la enfermedad, hay que agregar a este índice de afectados a las personas que no lograron sobrellevar el largo periodo de aislamiento y a los que perdieron uno o varios familiares y amigos.

 Autor:  Luis Fernando Urrea Beltrán

Gracias por leer, escribo todos los días de temas variados que le pueden interesar. Le invito a opinar y compartir.
Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
100 %

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Next Post

El fin del Uribismo

Estamos entrando tan rápido como se puede al año 2022 y al conteo regresivo del reloj nos acerca a unas nuevas elecciones de congreso y presidente. Y de nuevo, como en cada oportunidad democrática tenemos que elegir nuestros lideres y el futuro del país depende de eso.

Suscribete

Accede a contenido especial.