En la cafetería

Redacción

Imagínate entrar a una cafetería elegante, sabes que te vale más el tinto. Te recibe una amable morena con una blanca sonrisa de dientes perfectos que te motiva a ingresar y te sospechas que por la elegancia y el trato te van dejar sin dinero en el bolsillo.

Suscribete

Accede a contenido especial.